Cerraduras para puertas de cristal sin perforar

Uno de los mayores problemas con que las personas se encuentran al instalar una puerta de cristal, es la fragilidad del material para añadirle accesorios. Es muy diferente instalar una cerradura en una puerta convencional de madera a instalar una cerradura en una puerta de cristal, pues si aplicas mucha fuerza a la puerta de cristal puedes agrietarla o incluso llegar a romper todo el vidrio. El cristal es un material que debe ser tratado con mucho cuidado y, sobre todo, con mucho profesionalismo. De ahí a que muy pocos se atrevan a instalar una cerradura o una bisagra a una puerta de cristal y prefieran dejárselo a los profesionales del área.

Sin embargo, si quieres instalar una cerradura a tu puerta de cristal, déjanos darte la buena noticia de que existen cerraduras que no requieren perforación para su instalación. Es decir, cerraduras que se pueden empotrar a la puerta de cristal sin correr el riesgo de romperla o afearla estéticamente. A continuación, te presentamos los modelos más comunes de cerraduras para puertas de cristal que no requieren perforación.

Las mejores cerraduras para puertas de cristal sin perforar

En el mercado encontrarás muchos modelos de cerraduras para puertas de cristal, pero los únicos que se pueden instalar sin perforar son los siguientes:

  • Cerradura para vitrinas con cinta adhesiva: es un tipo de cerradura muy fácil de instalar, pues solo se debe quitar el revestimiento al adhesivo de la cerradura y luego pegarla, junto con el receptor, en la posición deseada en el cristal. Existe una variante de esta cerradura que no incluye el adhesivo, por lo que tú deberás comprar aparte un pegamento especial para instalarla.
  • Cerradura para puertas de vidrio hasta 12 mm: cerradura de acero inoxidable que no requiere ni de perforación ni de recorte del vidrio para ser instalada. Es un tipo de cerradura mucho más segura que la anterior, pues está exclusivamente diseñada para ser usada en puertas de vidrios. Su tamaño es variable, aunque normalmente es de 65 x 98 mm para puertas cuyo cristal de 12 mm de grosor.
  • Cerradura electromagnética: consta de dos piezas que se adhieren superficialmente a la puerta, para producir un cierre entre ellas mediante fuerzas electromagnéticas. No requieren perforaciones ni recortes en el cristal, pero si una fuente de alimentación eléctrica. No ofrecen un alto nivel de seguridad, por lo que solo se recomiendan para puertas interiores.

En tus manos queda elegir cuál es la cerradura que más te convienen para lo que buscas. Como siempre lo decimos aquí, no olvides escoger una cerradura de una buena marca y que tenga buena reputación. Para saber cuáles son las mejores cerraduras para puertas de cristal, puedes recurrir a las reviews que las personas postean en Internet sobre las cerraduras que compran o a empresas de cristaleria expertas. Además, recuerda que si tienes dudas para instalar las cerraduras que no requieren perforar, contacta a un cerrajero profesional para que te ayude o mira un tutorial en YouTube que te explique cómo hacerlo, aunque por lo general bastará con pegar correctamente la cerradura al borde de la puerta de cristal y listo.